Descubre una de las fortalezas más antiguas de Europa

El Castillo de Pedraza está considerado como uno de los castillos más antiguos de Europa, ya que existen restos de que fue una fortificación de uso militar para los romanos. Posteriormente, sobre dichos restos, levantaron una fortaleza los musulmanes y durante la Edad Media se cometieron múltiples reformas para ser posteriormente restaurado por los nobles que lo regentaron e incluso por su último dueño, el pintor Ignacio Zuloaga, que lo adquirió en 1926, creando en él su taller que actualmente es visible al público en el denominado Museo Ignacio Zuloaga.

La construcción cuenta con una imponente torre del homenaje, un gran muro defensivo  unido a ella, un muro exterior con cañoneras. Además, cuenta con una ubicación excepcional al estar rodeado casi en su totalidad por un precipicio. De este modo, el castillo ha sido a lo largo de la Historia una fortaleza inexpugnable para sus conquistadores, ya que salvar el foso y echar por tierra la imponente puerta, era una tarea complicada.

Un castillo con encanto natural, histórico y cultural

Según cuenta la Historia, en el Castillo de Pedraza han sucedido importantes hitos históricos que han aumentado su leyenda. Así, se cree que en él se produjo el nacimiento del Emperador Trajano, que se convirtió en una de las residencias de Abderramán III durante su estancia en España y que en él estuvieron como prisioneros dos hijos del rey Francisco I de Francia: Francisco, Delfín de Francia y duque de Bretaña, y su hermano Enrique, Duque de Orleáns. Por su parte, el Castillo también se ha convertido en un referente en el panorama cultural español al ser el lugar elegido para la celebración de “La Noche de las Velas” de Pedraza, el rodaje de series históricas como “Isabel” o “Toledo” y enclave del rodaje de películas como “En el cielo como en la Tierra” o “Los desastres de la Guerra” y “El Pícaro”